¿Qué cubre el seguro de robo?

SEGURO DE ROBO

Cuando contratas un seguro de robo para tu coche, son muchas las preguntas que te hacen y las opciones que puedes añadir o quitar para determinar el precio de la póliza. Es importante que tomes la decisión adecuada, y para eso debes conocer la letra pequeña sobre las situaciones en las que el seguro se hará responsable, o no, de daños o robos de tu vehículo.

Un seguro de coche básico cubre la responsabilidad civil y los añadidos que quiera incluir la aseguradora como los accidentes del conductor y la asistencia en viaje en mayor o menor grado. A partir de ahí, puedes personalizar la póliza con otros tipos de coberturas, como la relativa al robo.

ROBO VS. HURTO

En primer lugar, verás en tu contrato que la compañía de seguros distingue entre los términos de robo y hurto, y aunque las utilizamos como sinónimos en este caso no lo son. Robo es cuando se utiliza la fuerza, y hurto cuando no la hay. Las compañías sólo te dan cobertura en caso de robo.

Entonces si por ejemplo te roban la radio del coche, y para ello te rompen la ventanilla se considera robo. Pero si se la llevan porque por despiste has dejado la puerta abierta será un hurto, y no te la cubrirán.

ROBO TOTAL – PARCIAL – INTENTO DE ROBO

La otra distinción que hará tu aseguradora es entre el robo total, el robo parcial y el intento de robo. Esto es lo que quiere decir cada una para el seguro de coche:

  • Robo Total.

    Se refiere a la desaparición del vehículo, condición que se adquiere transcurridos 30 días de la denuncia.

  • Robo Parcial.

    Se refiere al robo de algún elemento del vehículo, como son los accesorios instalados. Debemos diferenciar dos posibilidades:


    1. Los accesorios robados son de serie

      . En este caso la mayor parte de las compañías indemnizan con el valor de compra de los elementos sustraídos, excepto con los neumáticos.


    2. Los accesorios robados son extras

      . Para que la compañía se haga cargo de ellos deben estar declarados en la póliza, de otra manera no te los cubrirán. Respecto al valor de la indemnización, será el que se haya fijado para cada elemento en el momento en que se tramita la póliza.


  • Intento de robo

    . Si te han intentado robar el coche, pero no lo han conseguido es fácil que se aprecien daños. Si tu cobertura por robo incluye el intento de sustracción, el seguro se hará cargo de las reparaciones.

Dependiendo de lo que ponga en tu póliza cubrirán todas o sólo alguna de las situaciones.

ROBO TOTAL DEL VEHÍCULO

¿Cuánto cubre la aseguradora?

Si tienes la mala suerte de que te han robado el coche, inevitablemente lo primero que te preguntarás es “¿cuánto me pagará el seguro?”.

Para saber exactamente el valor de la indemnización, las aseguradoras se basan en tres conceptos: valor venal, valor de nuevo y valor del mercado.


  • Valor de nuevo

    : es el valor del coche nuevo, el precio de venta al público. Te indemnizarán por este valor en un coche con menos de 2 años de uso (aunque siempre depende del seguro).


  • Valor del mercado:

    también se le llama valor de reposición. Es el precio del coche en caso de comprarlo justo antes del robo, e incluiría los impuestos que se pagan y el beneficio del vendedor. Las mejores coberturas pasarán al valor de mercado entre el segundo y tercer año.


  • Valor venal:

    se refiere al dinero que recibirías por el coche si lo vendieses justo antes del robo, pero sin beneficio adicional para ti ni los impuestos asociados a la venta del coche. Para calcular el valor venal se tiene en cuenta la marca y modelo del coche y su antigüedad. A partir de ahí se usa el valor oficial que le haya otorgado Hacienda y se paga un porcentaje del mismo según los años que hayan pasado desde la primera matriculación. Lo más común, es que la mayoría de las coberturas pasen del valor de nuevo al valor venal (sin ofrecer valor del mercado) a partir del segundo año de uso.

Esto quiere decir que si, por ejemplo, te roban tu coche luego de 3 años desde que lo compraste y lo aseguraste, lo más probable es que la compañía intente darte el valor venal del vehículo. Lo ideal sería que cuando revises el contrato de tu póliza, pidas por el valor del mercado del vehículo (aunque claro pagarás más al seguro por hacerlo).

En tu póliza debería aparecer claramente el baremo que se usará para valorar tu coche en cada momento. Una cobertura de robo muy básica te pagará siempre el valor venal, lo que quiere decir que si te roban tu coche nuevo recibirás por él muy poco dinero.

En el caso de la cobertura de los accesorios del coche declarado, se pagará por el valor de reposición, salvo que sea algo nuevo y que tenga menos de 6 meses de uso, en donde se podría considerar el valor de nuevo. Dependerá como siempre de cada aseguradora.

¿Y si aparece el coche?

Para que tu coche se considere robado a efectos del seguro tienen que pasar 30 días para declararlo y cobrar la indemnización. De esta forma la compañía se cubre en caso de que aparezca el coche en ese periodo.

¿Y si aparece después de haber cobrado la indemnización? En ese caso dependerá de cada póliza, pero lo más habitual es que la compañía te permita elegir entre recuperar el coche (previo arreglo de cualquier desperfecto) o quedarte con la indemnización.

¿Qué debo hacer si me roban el coche?

  1. Lo primero es poner una denuncia en la comisaría, de forma presencial u online. Denuncia tanto el robo del coche como las pertenencias que tuvieras en su interior.

  2. Si tu coche tiene instalado un localizador con conexión a la central de alarmas, el siguiente paso es notificarles para que inicien la búsqueda.

  3. Debes contactar con la aseguradora de tu vehículo. Te pedirán que les envíes copia de la denuncia para abrir un parte.

  4. Luego de los 30 días del robo del coche, cuando la compañía lo declara oficialmente como desaparecido es cuando puedes iniciar el trámite para solicitar la indemnización.

  5. El trámite para solicitar la indemnización varía de acuerdo a cada compañía, pero en general tendrás que entregar: justificante de la baja temporal del vehículo, justificante de pago del último impuesto municipal de circulación, un informe con los propietarios que ha tenido el coche (se solicita en una oficina de la DGT), la denuncia original que te dieron en la comisaría, DNI del propietario y las llaves del vehículo.

 

Que te roben el coche, los trámites de las denuncias y los seguros, generan un sabor amargo por el que nadie quiere pasar. En IGLA somos expertos en seguridad para vehículos, y ofrecemos nuestros productos y servicios para que puedas proteger tu coche y evitar este tipo de incidentes.

Entra en nuestra web y conoce todos nuestros productos.