robo moto

IGLA KVANT: CÓMO PREVENIR EL ROBO DE TU MOTO

El robo de vehículos en España es una realidad que se repite cada día. Según los últimos datos oficiales, en nuestro país roban una media de 120 coches al día y cada 8 minutos se comete el robo de una moto, de las cuales solo se llegan a recuperar el 10%.

Estos robos de motos se cometen para alimentar el mercado negro de recambios, pero también para reconstruir una nueva y venderla. De esta forma, el listado de las más vendidas coincide con el de las más robadas.

Puedes tomar todas las precauciones posibles para evitar el robo de tu moto, como aparcar en sitios concurridos o hacer uso de algún candado para motos, pero ninguna de estas medidas va a evitar que quien quiera llevársela vaya a hacerlo.

PREVENIR EL ROBO DE TU MOTO

KVANT

IGLA Kvant

La mejor forma de ganar el pulso a los ladrones y prevenir el robo de tu moto, es instalando una buena alarma antirrobo como lo es Kvant, el nuevo producto que lanza IGLA.

Nos hemos posicionado líderes en el sector con ningún caso de robo en los últimos diez años. Hasta ahora la marca ha brindado seguridad a coches y ahora es el turno de las motos.

Su inhibidor de arranque tiene la función de evitar la circulación del vehículo sin la autorización del dueño.

 

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DEL KVANT

Compatibilidad: Es compatible con todas las motos, con maquinaria de obras públicas y con aquellos turismos cuya gestión de arranque de motor es analógica.

Funcionamiento: Lleva instalado un sensor de movimiento que corta el encendido del vehículo si otra persona ajena intenta trasladarse en él. En ciertos vehículos eléctricos, funciona bloqueando su arranque.

Innovación: Destaca por su capacidad de conectarse a un smartphone, tanto android como IOS.

Fácil de controlar: El propietario del vehículo puede controlar el sistema a través de una secuencia que él mismo puede programar, por un llavero de presencia (keyless), así como por la App.

Fiabilidad: KVANT tiene la misma fiabilidad de IGLA, que en sus más de diez años en el mercado ofreciendo seguridad, no ha registrado un solo robo en los vehículos que lo tenían instalado.

Instalación: La instalación del dispositivo, de forma general, no supera las dos horas y su pequeño tamaño, muy inferior a otros productos del mercado, facilita ocultarlo en el vehículo.

Bajo consumo eléctrico: KVANT destaca por su bajo consumo eléctrico (10mA).

Resistente al agua y al polvo: Su ensamblaje con resina hidrófuga le aporta una resistencia máxima contra al agua y contra el polvo.

Aunque comparte muchas semejanzas con el IGLA 231, el KVANT es la solución para aquellas personas que quieran proteger su moto o su coche. La seguridad en tu vehículo es importante, si te ha gustado este artículo sobre cómo prevenir el robo de tu moto, conoce el resto de productos que te ofrece IGLA.

Mas Información IGLA